viernes, 31 de mayo de 2013

Movilidad (VI): necesidades de usuarios móviles

Las nuevas necesidades de los usuarios con movilidad

Continuamos con este sexto post, esta serie de 10 artículos sobre movilidad subtitulados "La sustantivación técnica del adjetivo", que pretenden estudiar el estado de las tecnologías móviles actuales y que invitan a la reflexión sobre el impacto que tiene la aplicación de la movilidad TIC sobre la sociedad y el quehacer cotidiano. El subtítulo es, cuando menos, intrigante; pero espero que conforme avance el desarrollo de estos artículos, el lector avispado se irá persuadiendo del significado profundo que subyace de él.
El índice que desarrollaremos será el siguiente:
  1. Introducción: las tres tendencias tecnológicas actuales.
  2. Los servicios basados en la nube.
  3. La convergencia de las comunicaciones.
  4. El fenómeno BYOD y la consumerización.
  5. Los nuevos dispositivos móviles.
  6. Las nuevas necesidades de los usuarios con movilidad (este post).
  7. El nuevo "socialismo digital": un cambio en el paradigma social.
  8. Movilidad y aprendizaje.
  9. El utilitarismo de la compulsión postmodernista.
  10. Incidencia de estos cambios en las empresas.

(Post 6/10 de la serie Movilidad TIC: la sustantivación técnica del adjetivo).

Las nuevas necesidades de los usuarios con movilidad

¿Qué necesidades específicas tienen los usuarios de dispositivos móviles? La principal ventaja de la movilidad es la deslocalización, pero para conseguirla se hace necesario garantizar la conectividad a la red de servicios, por tanto, el punto más crítico de una instalación con movilidad es la red, siendo esta, además, inalámbrica.

Para esta red caben dos posibilidades: la Wi-Fi corporativa en el ámbito privado o semipúblico y la conexión a la red telefónica de datos pública, es decir, el servicio de conexión a Internet mediante telefonía móvil.

Como en movilidad los servicios suelen estar en la nube, es decir, son remotos con respecto del dispositivo que consume los servicios, el flujo de información necesario entre el terminal y el servicio suele ser elevado. Si multiplicamos este valor por el número de dispositivos móviles que se usan en un entorno corporativo, resulta que son necesarios unos volúmenes de transmisión de datos fabulosos, lo que frecuentemente no está entre las capacidades de la mayor parte de las redes Wi-Fi o de las conexiones de datos a Internet.

Esta es la razón por la que los operadores de telefonía están dando el salto a la cuarta generación de telefonía  con LTE y las redes Wi-Fi corporativas están migrando hacia el estándar IEEE 802.11n y a otras tecnologías aún más avanzadas, pero que todavía no han sido aprobadas como estándares como la IEEE 802.11ac.

El consumo intensivo de recursos: un ejemplo educativo

Pongamos un ejemplo que aclare las ideas. Supongamos un entorno educativo de 100 puestos escolares dotados de sendos dispositivos móviles, típicamente laptops o tabletas. Supongamos que el 50% de los alumnos están utilizando los recursos de acceso a Internet desde sus dispositivos visualizando información de documentos electrónicos compuestos de textos, imágenes y vídeos enlazados a Internet.


Como los dispositivos tendrán una pantalla gráfica de alta resolución, por ejemplo, las pantallas Retina de los nuevos iPad de Apple, estos vídeos serán visualizados en alta resolución, lo que supongamos que consumirá un flujo en el entorno de 1 Mbps. No todo el tiempo, cada alumno estará viendo un vídeo, pero sí la mayor parte del tiempo, puesto que en leer una página de texto un alumno puede tardar un minuto, pero en visualizar un vídeo de ejemplo es frecuente que los vídeos duren más de cuatro minutos de media, es decir, que de cada cinco minutos de aprendizaje, cuatro serán de vídeo.

Cabe preguntarse ¿qué consumo medio tendrá un alumno? Según estos datos el flujo medio por alumno en nuestro hipotético escenario estará en el entorno de los 750 Kbps. Entonces, el flujo medio de todo el entorno escolar será de 100x50%x750Kbps o lo que es lo mismo unos 40 Mbps. Esto contando exclusivamente con el tráfico de descarga y no el de subida a la nube.



Si un centro educativo tiene una conexión ADSL, ya puede despedirse de un proyecto educativo de movilidad no solo porque su acceso a Internet estará muy por debajo de lo requerido, sino porque su red Wi-Fi que hace que los dispositivos sean realmente móviles no aguantará ese flujo.

Y no hemos puesto un ejemplo con un centro educativo real, los centros educativos pequeños están por encima de 300 alumnos, sin contar los accesos de profesores o del personal administrativo.

Tampoco me atrevo a pensar qué pasaría si la conectividad de móviles a los dispositivos de proyección son también inalámbricos utilizando tecnologías como Air Server o Apple TV: son soluciones tecnológicas, pero no son escalables por tanto deben utilizarse en entornos reducidos y con mucho cuidado. Este es un ejemplo irreal, pero sirve para situarse en el escenario.

Pongamos otro ejemplo. Recientemente Apple decidió que en iOS no utilizaría la plataforma Google Maps. Si una corporación tiene su negocio basado en la geolocalización y ha invertido una importante suma de dinero en desarrollar un sistema de geolocalización basado en Google Maps y luego ha generado Apps para ser utilizadas desde iPhones e iPads, no tendrá más remedio que volver a realizar el desarrollo para otro sistema de geolocalización, tirando a la basura su inversión anterior. Todo porque Apple se pelea con Google. Algunos analistas predicen que Facebook podría desaparecer en esta década si no consigue reinventarse para obtener beneficios: moriría de éxito .

Puede parecer que este problema es infrecuente, pero ¿otra noticia? iOS tampoco soporta Adobe Flash, por tanto, si un usuario quiere consumir un servicio en flash no tendrá más remedio que no hacerlo o instalar una App que salve la deficiencia de iOS, si es que Apple y Adobe le deja.

Es evidente que nos hemos convertido en cautivos del software y de los caprichos estratégicos de las grandes compañías.

Este no es solo un problema de Apple. Cualquiera de loa actores puede caer en estas tentaciones y, de hecho, caen. Pero también es verdad que en la medida en que los sistemas son abiertos o proceden de alianzas de múltiples compañías el problema se atenúa. En este sentido, Android sería más seguro, sin embargo, en los proyectos de múltiples actores es más difícil tomar decisiones fuertes, por ello Android se actualiza menos que iOS, aunque Google ha prometido que corregirá esta limitación. 
Figura 5. INTECO: estudio de malware en descargas de software no autorizado.

Por otro lado hay que considerar los problemas relacionados con la seguridad. En una reciente conferencia en Tel Aviv, entorno geográfico especialmente sensible a la seguridad, Kaspersky, el fundador de la conocida compañía de seguridad, advertía de que la ciberguerra podría acabar con el mundo que conocemos . Un reciente estudio del Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación español (INTECO) afirma que tres de cada diez descargas de software no autorizado en España contiene virus (Figura 5) .


Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad
Artículo "Tecnologías para la movilidad. La sustantivación técnica del adjetivo". Escrito originalmente y publicado en Escenario 2012. Instituto Tecnológico y Gráfico Tajamar. ISBN: 978-84-88543-12-7. Copyright 2012 by Alfredo Abad. Se otorga licencia de reproducción citando al autor y revista de publicación original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte aquí tu comentario, seguro que será interesante para todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...