viernes, 11 de enero de 2013

Ubuntu Phone OS y el Cid Campeador

Esta semana han ardido los servicios de noticias: Canonical, la compañía que soporta las distribuciones Ubuntu había anunciado en su página oficial un contador de tiempo hacia atrás que expiraba el 2 de enero de 2013, donde anunciaba algo “tan cerca que casi se puede tocar”, que acaba de ser dado a luz.

Ahora ya sabemos lo que es: el anuncio de Ubuntu Phone OS, una versión de Ubuntu para teléfonos móviles, algo que se veía venir y que muchos esperaban después de la profunda transformación que sufrió la interfaz de usuario de Ubuntu desde que incorporó Unity.

En un primer momento, después del flash informativo deslumbrante, me dejé llevar por el escepticismo  ¡un sistema operativo más para un smartphone! Lo que ya es interesante puesto que supone un bando más en la batalla actual por la posición dominante en los dispositivos móviles entre Apple iOS, Android y Microsoft Windows Phone (Windows 8 para móviles).
Pero, en un segundo momento, la reflexión hizo que cobrara mucho mayor interés. ¿Por qué?


Sus enemigos le llamaban Cid, que significa Señor, mientras que sus enemigos le conocían como el Campeador, o sea, hombre de batallas y combates. Nuestro personaje de hoy es el Cid Campeador.
El Cid era un alférez en el sentido originario del término, que era el caballero militar con mando directo sobre un conjunto de tropas unidas y sin divisiones. Originalmente estuvo a las órdenes del rey Don Sancho con quien combatió en contra de Alfonso, hermano de Sancho. En una escaramuza, Don Sancho murió a las puertas de Zamora y Alfonso, su hermano, fue proclamado rey de Castilla con el nombre de Alfonso VI.
El nuevo rey no veía con buenos ojos al fiel alférez de su hermano que había combatido contra él.
Se cuenta que cuando el rey fue a coronarse a la iglesia de Santa Gadea, el Cid le exigió que jurara que no había tenido parte alguna en la muerte de su hermano. La fórmula elegida, según cuenta el romance, no puede ser más dura:
Que te maten rey Alfonso, manos torpes de villanos,
con cuchillos cachicuernos no con lanza ni con dardo.
Por la aradas te maten que no en villa ni poblado,
te saquen el corazón por el izquierdo costado,
si no dijeses verdad cuando seas preguntado:
Si fuiste tú o consentiste en la muerte de tu hermano.
Después de atravesar varias etapas de gran amistad y de traiciones por parte de Alfonso, finalmente el Cid fue condenado al destierro desde donde siguió trabajando por el rey que le desterró. Hizo amistades entre los  reyezuelos moros, sometió a otros y consiguió que todos le respetaran, lo que le fue de gran ayuda cuando los divididos moros pidieron ayuda a los almohades y almorávides del norte de África y tuvo que pasar al ejercicio implacable de las armas. Este fue el momento en que los reinos cristianos tomaron la conciencia de Reconquista que hasta entonces les faltó.

Esta es la postura que parece que ha tomado Canonical con su Ubuntu Phone OS. Se dispone a entrar en un mercado, casi canibalizado, pero con la experiencia que ya tiene por el gran número de escritorios instalados con su distribución Ubuntu en sus múltiples modalidades.
Ubuntu, siendo un Linux, no está muy alejado de un Android. Entonces, ¿qué le distinguirá de él?
En primer lugar, veremos en qué se parecerán sus especificaciones. Ubuntu Phone OS utilizará el núcleo de Android (un kernel Linux) así como sus drivers, por tanto podrá utilizar los dispositivos móviles disponibles -hardware- para Android y soportará tanto procesadores ARM como x86.

Sin embargo,... ¡hay un "sin embargo"!

Su software no funcionará al estilo de Android, es decir, no tendrá que utilizar la maquina virtual Java para ejecutar las aplicaciones: dispondrá de aplicaciones nativas desarrolladas en QML, C, C++, HTML5 y Javascript, lo que hará que corran a bastante más velocidad.
Ubuntu Phone OS pretende realzar la multitarea entre aplicaciones de modo que incluso con hardware poco potente se pueda tener una agradable experiencia de usuario, así como el orden en los datos y contenidos dentro del móvil, la interfaz táctil del usuario, etc.
El escollo serán las aplicaciones, que serán muy rápidas pero pocas, al menos inicialmente. Sin embargo, tendrá la gran ventaja en que se podrán adaptar con facilidad las aplicaciones web para HTML5. Además tendrá soporte nativo para OpenGL lo que facilitará la introducción de juegos, algo muy importante en los dispositivos móviles porque abre un mundo de posibilidades al mundo del ocio. Para combinar correctamente todas estas posibilidades de desarrollo, Canonical está preparando un SDK.


La presentación de Ubuntu Phone OS se podrá ver en el CES 2013 la semana que viene, la misma conferencia en la que el año pasado Canonical mostró Ubuntu TV. Los primeros smartphones no se esperan hasta 2014, y ya se habla del interés de firmas como HP, ASUS o Lenovo.

Hay que reconocer que Canonical ha pensado bastante antes de lanzarse y no ha querido desaprovechar la oportunidad que le brinda el lanzamiento de Windows 8 que es un nuevo competidor. Canonical ya contaba con Ubuntu for Android, un modo de disponer de un PC dentro de un móvil: ¡se le dan bien las nuevas ideas!
Veremos a partir de ahora cómo se resuelven las alianzas entre compañías para poblar nuestros teléfonos móviles con diferentes sistemas, aplicaciones y servicios. Pienso que el Cid Campeador podría aportar su estrategia en estas nuevas ciberbatallas. A algunos de estos actores habremos de preguntar dentro de unos meses si participaron o consintieron en la muerte de sus hermanos.

Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte aquí tu comentario, seguro que será interesante para todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...